Recuperación del Ateneu Flor de Maig

La antigua cooperativa Sociedad Cooperativa Obrera de Ahorro y Consumo la Flor de Mayo se fundó en Poblenou el 1890 y el 1896 se trasladó al edificio que se hizo construir en la calle Doctor Trueta 195 (antiguamente Wad Ras). Llegó a ser una de las cooperativas más importantes de Cataluña. Una publicación de la propia cooperativa, la Memòria del 25è Aniversari de la Flor de Mayo, se puede consultar en el Arxiu Nacional de Catalunya.

006_FdM_ANC_1908

Fachada principal del edificio o de 1908 ANC, autor desconocido

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tenía varios servicios para los cooperativistas: biblioteca, tienda de comestibles, sastrería, tienda de calzado, panadería…

006_roba i merceria

Sección de ropa y mercería el 1908 ANC, autor desconocido

006_FdM_biblioteca

Biblioteca que llegó a tener 3000 libros, el 1908 ANC, autor desconocido

006_ANC_queviures

Tienda de comestibles en planta baja el 1908 ANC, autor desconocido

Tuvo varias sucursales por toda Barcelona, ​​pero después de la Guerra Civil, la entidad entró en decadencia. En 1950 se produjo el cierre de la cooperativa y el edificio pasó a manos privadas. Pero siguió teniendo un uso público de algunos de sus espacios, para el barrio.

En los años 70 la Comisión de Cultura de la Asociación de Vecinos del Poblenou, con el periodista Josep Maria Huertas Claveria al frente, reivindicó al Ayuntamiento la cesión del edificio para ubicar una asociación destinada a acoger diversas entidades asociativas y culturales del barrio. La reivindicación dio sus frutos, se creó un ateneo asociativo y en diciembre de 1978 se abrieron las puertas de la nueva sede con el nombre de Ateneu Popular La Flor de Maig.

00101 La Flor de Maig 1979

Desfilada, fiesta del primer aniversario del Ateneu Popular “La Flor de Maig” 1979, Arxiu Històric del Poblenou

El año siguiente se organizaron varias actividades de las entidades que se alojaron en el Ateneu para darlas a conocer en el barrio, y así nacieron las Fiestas de Mayo, que se han convertido la segunda fiesta mayor del Poblenou.

El Ateneu continuó con sus actividades hasta mayo de 2012, cuando el Ayuntamiento de Barcelona dejó de financiar el alquiler de los espacios. Entonces se cerró el Ateneu, pero otra vez la iniciativa vecinal consiguió que en marzo de 2014 el Ayuntamiento comprara la parte del inmueble que éste ocupaba para volverlo a destinar a un uso social para el barrio. Desde entonces hasta el pasado 2 de febrero de 2016, cuando el edificio fue precintado por los bomberos debido a los daños estructurales que presentaba una parte de la estructura, el Ateneu había continuado funcionando.

La Cooperativa la Flor de mayo es parte inseparable del Patrimonio industrial del Poblenou, conjuntamente con los edificios fabriles y espacios residenciales obreros conservados y catalogados en el Pla Especial del Patrimoni Industrial del Poblenou de 2006

Como objeto arquitectónico, el edificio de la Flor de Mayo responde al modelo estilístico de los edificios cívicos que se levantaron en estos años en la ciudad de Barcelona. Su arquitectura de rasgos clasicistas daba monumentalidad al espacio fabril que la rodeaba.
No se han encontrado los planos originales de 1896 para construir el edificio y por lo tanto se desconoce el autor. Pero se ha encontrado documentación de la intervención de 1907 para ampliar el horno de pan que realizó Pedro Buqueras y Rovira (maestro de Obras Titulado activo entre 1870 y 1919 según J. Bassegoda Nonell, Los Maestros de Obras de Barcelona). La planimetría correspondiente a esta intervención deja entrever su conocimiento de las características del edificio, y nos permite pensar que participó en la construcción del edificio de la Cooperativa la Flor de Mayo levantado entre 1894 y 1896.

006_FdM_AMC_Fo-1442_1907_4

Plano de una reforma sobre el edificio original ACMB Fo-1442

Podemos destacar tres elementos interesantes en este edificio: el gran espacio del antiguo café, la escalera imperial y los acabados decorativos que aún se conservan.

Por un lado tenemos una gran excepcionalidad en el sistema estructural en la planta principal, en el espacio del antiguo café, una gran superficie diáfana de 17×17 m sin ningún pilar ni estructura vista. Es un ejemplo del uso del hierro estructural para conseguir cubrir grandes luces en el interior de un edificio de carácter público y monumental. Este espacio actualmente se encuentra compartimentado y ha perdido su esplendor.

006_FdM_FlorDeMaig_1

Reconstrucción tridimensional a partir de fotografía histórica_Pau Majó i Codina

006_FdM_2014_gelosia

Vigas metálicas en celosía que sustentan el techo de la sala del antiguo cafè. Se puede observar que el cielo raso decorado original ha desaparecido

Por otro lado tenemos la impresionante escalera imperial de acceso a este café des de la planta baja. Actualmente sólo queda un tramo.

006_FdM_escala

Fotografía histórica escalera original 1908, ANC autor desconocido

006_FdM_2014_escala

Estado actual escalera

Hipòtesi escala original en planta baixa i en planta principal// estat actual escala en planta baixa i en planta principal// sobreposició escala original i escala actual

Hipótesis escalera original en planta baja y en planta principal// estado actual escalera en planta baja y en planta principal // sobreposición escala original y escalera actual

Finalmente, los acabados decorativos, aunque actualmente se encuentran muy envejecidos, aún recuerdan el antiguo esplendor que tenía el edificio. Una buena restauración los podría recuperar fácilmente.

006_FdM_baranes

Comparativa entre los balaustres de la barandilla de la escalera original y la actual

006_FdM_paviments

Comparativa entre el pavimento de mosaico hidráulico original y el actual

Los valores inmateriales incuestionables de la Flor de Mayo deben hacer posible la recuperación del edificio, de devolverlo a la sociedad en su mejor versión.

Esperamos que el Ayuntamiento, propietario de una parte del inmueble, pueda impulsar en breve las intervenciones de restauración que necesita.
Compartimos el informe sobre el valor patrimonial del edificio en el cual colaboramos, juntamente con Mercè Tatjer y Antoni Vilanova.

 

Informe Flor de Maig Document_1